El combate a la corrupción consolidará el Veracruz que todos anhelamos: Carlos Morales

*A nombre del Grupo Legislativo del PRI, el Diputado local por Perote celebró la aprobación de la Ley del Sistema Estatal Anticorrupción

Xalapa, Ver. 31 de octubre de 2017.- Una estructura institucional sólida, con mecanismos y principios claros que deben seguir los servidores públicos y los particulares vinculados a ellos, ayudará en el combate a la corrupción para consolidar en los próximos años el Veracruz que todos anhelamos, aseveró el diputado local del PRI por el Distrito de Perote, Carlos Morales Guevara.

A nombre del Grupo Legislativo del Partido Revolucionario Institucional, Carlos Morales fijó postura respecto de la Ley del Sistema Estatal Anticorrupción, cuya aprobación este día en el Pleno del Congreso del Estado celebró.

Refirió que este nuevo ordenamiento da respuesta a un mandato constitucional, tanto federal como local, pero también expresa una demanda de la ciudadanía: una sociedad indignada con los abusos del poder de los servidores públicos, que impacta negativamente en el desarrollo colectivo del país pero que no es exclusivo de un apellido, de un color o de un nombre en particular.

El establecimiento de un sistema estatal anticorrupción, con órganos y facultades expresamente señaladas para inhibir y sancionar, en su caso, las conductas que atenten contra los principios y directrices del servicio público, es una manera de procurar institucionalmente una solución a los problemas históricos que han acompañado al ejercicio del poder en México, manifestó el Diputado local del PRI.

Para lograr tales propósitos, se crea un Comité Coordinador que, como instancia que unifica y distribuye la colaboración de todas las autoridades, tendrá bajo su encargo el diseño, promoción y evaluación de políticas públicas de combate a la corrupción. Estará conformado por los titulares de organismos vinculados a participación ciudadana, fiscalización, investigación, control, vigilancia, sanción, transparencia y rendición de cuentas.

También se crea un Comité de Participación Ciudadana, que además presidirá el Comité Coordinador del Sistema Estatal, en el que recaerá la coadyuvancia en el cumplimiento de los objetivos del Sistema, y que será la instancia de vinculación con las organizaciones sociales y académicas relacionadas con las temáticas anticorrupción. Para la integración de este Comité, también se creará la Comisión de Selección de sus miembros, de conformidad con el modelo previsto a nivel nacional.

De igual forma, existirá una Secretaría Ejecutiva que tiene por objeto fungir como órgano de apoyo técnico del Comité Coordinador, a efecto de proveerle la asistencia técnica, así como los insumos necesarios para el desempeño de sus atribuciones. Se trata de un organismo descentralizado, no sectorizado, con personalidad jurídica y patrimonio propios, con autonomía técnica y de gestión, que a su vez tendrá un órgano de gobierno, una Comisión Ejecutiva y un órgano interno de control, explicó Carlos Morales desde la tribuna del Congreso local.

Asimismo, en esta Ley se establecen las facultades de otros organismos ya previstos desde la reforma constitucional que da origen a la norma, como la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción y los Órganos Internos de Control. “No se trata sólo de mecanismos punitivos y de aumentar las sanciones que se prevén para la comisión de conductas tan lesivas como el desvío de recursos, tráfico de influencias o enriquecimiento ilícito, sino de una serie de medidas de control y de prevención que inhiban la comisión de tales actuaciones. Para eso se instituye un mecanismo de coordinación entre todas las autoridades, regulado por un comité ciudadano, el cual además señalará aquellas fallas y áreas de oportunidad en las que se pueda mejorar el servicio público”, puntualizó el legislador.

Destacó el carácter preventivo y de coordinación para combatir a la corrupción que permea en la nueva norma, pues se fijan mecanismos y bases para un combate que empiece desde el control más adecuado de los recursos o de la actuación de las autoridades, que inhiban prácticas recurrentes de corrupción. “Por ello, la inclusión de autoridades específicas dentro del Comité Coordinador no es, a priori, un mal diseño, pues no sólo se crea un sistema sancionador o vigilante, sino preventivo y de políticas públicas integrales que abarcan más que la sanción”.

Por esas razones, el Grupo Legislativo del PRI votó en favor de la Ley del Sistema Estatal Anticorrupción, cuya iniciativa presentó en julio pasado en conjunto con otras fuerzas políticas. “Creemos firmemente en que la corrupción no es un mal endémico ni un problema genético que nos debe acompañar como nación o como estado. Una estructura institucional sólida, con mecanismos y principios claros que deben seguir los servidores públicos y los particulares vinculados a ellos, ayudará en el combate a la corrupción para consolidar en los próximos años el Veracruz que todos anhelamos”, aseguró el diputado Carlos Morales Guevara.